relación abierta

Cómo tener una relación abierta

En la actualidad, la monogamia se vive de distintas formas de acuerdo con la cultura de cada país. Sin embargo, en estos tiempos de cambios muchas personas optan por tener una relación abierta.

¿Qué son las relaciones abiertas?

Las relaciones abiertas son aquellas en las cuales no se condiciona la monogamia. Es decir, quienes participan de la relación no están obligados a ser fieles.

Este tipo de relaciones se logran por medio de un acuerdo en el cual todas las partes involucradas muestran su aprobación. En otras palabras, no es lo mismo tener una relación liberal a ser infiel a tu pareja.

Tener una relación abierta y no morir en el intento

relación abierta

Si te interesan las relaciones abiertas, debes tener en cuenta algunos consejos importantes para evitar cometer errores. Algunos de ellos, te los mencionamos a continuación.

1.  Mantener una relación abierta sana

Para dar paso a relaciones abiertas, lo más importante es tener un vínculo estable con tu pareja. La relación de dos, debe funcionar correctamente. Es decir, la confianza y seguridad son esenciales para invitar a una tercera persona a participar del poliamor.

2.  No acceder por complacer al otro

Si una de las partes (pareja) propone a la otra adentrarse en el mundo de las relaciones liberales, la otra parte no debe sentirse obligada a aceptar.

El objetivo de esta modalidad de relación es que el bienestar sea mayor y que ambos puedan sentirse plenos. Por ello, si no hay seguridad de hacerlo, es mucho más sano comunicárselo a la pareja.

3.  Definir reglas y normas de la relación abierta

Como en cualquier relación convencional, es necesario que se establezcan límites sobre lo que está o no permitido. Los límites a tiempo permiten que no haya malos entendidos a futuro que puedan terminar en una ruptura.

4.  Mantener comunicación

La comunicación es crucial en cualquier tipo de relación. En este punto, es importante comunicar las ideas, emociones, pensamientos y necesidades con total sinceridad. Por otro lado, siempre se debe estar abierto a poder escuchar con asertividad a la otra parte.

5.  No deben existir celos

En una relación abierta sana, los celos no deben existir, más aún cuando se trata de relaciones abiertas. Es fundamental tener claro que el objeto principal de este tipo de relación es que ambas partes puedan mantener vínculos íntimos con terceras personas. Esto implica tanto relaciones sexuales como apego sentimental.

Conclusión

A pesar de que las relaciones abiertas son cada vez más normales en la sociedad, no debes acudir a ellas sin tener totalmente definido el nexo con tu pareja. De igual forma, si ambos deciden iniciar una relación de este tipo, la confianza y la comunicación constante deben ser pilar en todo momento.

Conoce más sobre nuestros productos aquí

5/5 - (1 voto)

Share:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn
más

Posts relacionados

Abrir chat
Call Now Button