BOLAS CHINAS DUO MORADO

Bolas chinas realizada en silicona suave y sedosa de gran calidad.

9,99

Pago seguro

Paquete discreto

Envío gratis a partir de 49€

Asesoramiento personalizado

Descripción

Marca registrada y diseñada en España fabricada con materiales de alta calidad.

Bolas chinas realizada en silicona suave y sedosa de gran calidad.

Características:

  • Material: silicona suave y sedosa.
  • Peso: 70 gramos
  • Contiene una bola en su interior que se mueve.
  • Medidas: 19’1 cm x 3 cm.

Es recomendable el uso de lubricante a base de agua.

El suelo pélvico y las relaciones sexuales

Aunque muchas mujeres no le presten la debida atención, desde los servicios de Ginecología y Obstetricia hacen hincapié en que las disfunciones del suelo pélvico pueden influir negativamente en su calidad de vida y en sus relaciones sexuales provocando disminución y falta de sensibilidad, sensaciones dolorosas durante el coito o ausencia de orgasmos, entre otros. No olvidemos que la musculatura de esta zona es la que da el tono a la entrada de la vagina y la que se contrae en los orgasmos, por lo que un debilitamiento grave puede hacer más difícil llegar al clímax.

Afortunadamente, el estado del suelo pélvico se puede corregir a través de diferentes ejercicios destinados a tonificar y dar mayor elasticidad a la musculatura de la zona, con lo que se consigue mejorar la calidad de las relaciones sexuales y de los orgasmos de las mujeres.

Las bolas chinas tienen una función de “pesa” para la musculatura pélvica pero no se puede negar que tiene beneficios para la vida y salud sexual. Además mejoran la fase del deseo; llevar las bolas chinas puede resultar muy erótico, como llevar lencería sexy. A muchas mujeres les ayuda a fantasear el llevar unas bolas chinas sin que nadie lo sepa. Un efecto mucho más directo es el que tiene sobre la lubricación: las bolas contienen otras pequeñas bolitas en el interior que se mueven y estimulan las paredes de la vagina, favoreciendo el flujo sanguíneo y mejorando notable e instantáneamente los niveles de lubricación (de ahí el uso del mencionado emperador japonés). Por otro lado, la musculatura pélvica se contrae y relaja durante el orgasmo y, por tanto los el uso de las bolas chinas, fortalecen la musculatura haciendo los orgasmos más intensos y largos.

  • ¿Cómo se usan? Comenzaremos con una única bola más grande y más sencilla de sostener por nuestra (probablemente más débil de lo que pensamos) musculatura. Después dos unidas, que pesan más,  y, en la última fase, ya para expertas, consta de unas bolitas muy estrechas y pesadas. La buena noticia es que la musculatura pélvica es muy “agradecida” y podremos pasar a lo largo de las fases muy rápidamente.
  • Antes del primer uso es importante esterilizarlas metiéndolas unos diez minutos en agua hirviendo, esto también es recomendable hacerlo de vez en cuando. Siempre las lavaremos con agua y jabón neutro antes de introducirlas en la vagina y cuidaremos de que nuestras manos también estén limpias. A la hora de guardarlas, una bolsa de tela es ideal, algo que pueda aislarlas de la posible suciedad exterior.
  • La forma de utilizar nuestras bolas chinas es muy sencilla. Colocaremos un poco de lubricante en la punta de la primera bola y las introduciremos en la vagina en la postura que nos sea más cómoda, las dos bolas deben quedar detrás del músculo. Os parecerán muy grandes cuando las veáis, pero se introducen sin ningún problema. Al ponernos de pie la gravedad hará su trabajo y las bolas tenderán a caer. Nosotras contraeremos el músculo de forma inconsciente para evitarlo y de esta manera ya estamos “haciendo pesas” con nuestro suelo pélvico
  • Si no podemos con ellas sí que podemos hacer ejercicio tumbadas. En la cama boca arriba tiraremos con una mano del cordel de extracción y con nuestra musculatura trataremos de impedir que se salgan. Es una especie de pulso con nosotras mismas que nos ayudará a fortalecer el músculo hasta que puedan sostenerse sin problemas.
  • ¿Cuánto tiempo debo usarlas? Es recomendable utilizarlas de forma progresiva, comenzar caminando con ellas durante 15 minutos las dos primeras semanas y luego pasar a 30 minutos. Si al pasar de un tiempo a otro notamos molestias al día siguiente (agujetas) estaremos un par de días sin utilizar las bolas y luego volveremos al tiempo anterior durante otra semana.
  • Frecuencia: Podemos utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 ó 4 meses y luego ya no las necesitaremos en mucho tiempo. Eso sí, es aconsejable utilizarlas al menos un día a la semama para mantener la buena forma conseguida en nuestro suelo pélvico.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “BOLAS CHINAS DUO MORADO”

Recibe ofertas, promociones y mucho más

Suscríbete a nuestro Newsletter

Abrir chat
Call Now Button